Fundación Jóvenes por los Derechos Humanos
Tienes derecho a ir al colegio, a jugar y a tener aficiones ya que forma parte de tu desarrollo como persona.

Todos los niños y niñas tenéis derecho a asistir al colegio, a aprender y a desarrollar vuestra personalidad, capacidad y habilidades.
Es muy importante que tengas tiempo y medios para jugar, descansar y realizar actividades recreativas y culturales propias de tu edad. Jugar te permite pasar tiempo con tus padres, abuelos o amigos o jugando tú sola o solo con tu imaginación. Ir al teatro o escuchar música te ayuda a desarrollar tu creatividad y tus conocimientos. Hacer deporte es muy importante para que estés en forma y para aprender a competir de manera solidaria en equipo. Ir de vacaciones te ayuda a descubrir nuevos lugares y gente nueva. Los niños y las niñas necesitan descansar para crecer sanos y fuertes.
Jugar, hacer deporte y también descansar es mucho más que un pasatiempo divertido. Jugar forma parte, como la educación, de tu desarrollo. Por este motivo, la Convención sobre los Derechos del Niño ha reconocido el juego y el descanso como un derecho.

¿Qué se dice sobre el derecho a la educación, al juego y al descanso?

Hay tres artículos de la convención que recogen tus derechos en este sentido.
Los Artículos 28 y 29 dicen que todos los niños y niñas tenéis derecho a la educación en igualdad de oportunidades, es decir, que todos los niños y niñas podáis ir al colegio y aprender las mismas cosas, de manera gratuita.

Y el Artículo 31 dice que todos los niños y niñas tenéis derecho a jugar, a descansar y a participar de las actividades de ocio propias de tu edad.
Las autoridades tienen la obligación de garantizar que todos los niños y niñas de todas las edades, sin importar los recursos económicos de sus familias, podáis ir al colegio y podáis contar con lugares para jugar y divertiros.

El derecho a la recreación y al deporte es fundamental para la calidad de vida de niños. Se educa, aprenden valores, mejora la motricidad, estimula capacidades condicionales, fuerza, coordinación, flexibilidad, velocidad, resistencia y sobre toda las cosas los vuelve autónomos y son capaces de resolver situaciones complejas. Se evita enfermedades trasmisibles por el sedentarismo.

Como sociedad que no ésta pasando como sociedad en conjunto que no resolvemos y generamos políticas de estado en aspecto de recreación y deportes para los niños de todo el territorio nacional. Ojala entre todos podamos resolver una situación que va en declive por el bien de los niños.

Lic. Javier Fernández

¡Compartí este artículo!